Zacatlán es una pequeña ciudad, o bien, es un gran pueblo desarrollado, según el enfoque que se le de. Se encuentra ubicado en la parte Norte del Estado de Puebla en México. Este pueblo es la cede central de la administración de un territorio Municipal, en el que se agrupan un vasto paisaje montañoso, y en este, una buena cantidad de pequeñas poblaciones que albergan a comunidades. La mayoría de estas comunidades son conformadas por población, que aún preservan con orgullo su cultura con rasgos costumbristas de antes del contacto con la cultura occidental, a la llegada en 1492 de los españoles. Esto nos permite que, al conocer a estas comunidades, podamos tener contacto directo con rasgos culturales de más de 500 años de antigüedad. Tener contacto con la preservación de estas culturas, es toda una experiencia digna de vivir.

Hablar de la preservación de las Culturas Originales en Zacatlán Puebla, es ubicar al tema en dos contextos muy claros: un primer contexto general y común a todo el territorio Méxicano, e incluso común en sus orígenes históricos, con toda la America Latina; y un segundo  contexto muy específico, al territorio ocupado por el Municipio de Zacatlán y ya muy enfocado a la actualidad de la sociedad y su interación cotidiana.

Para entender a la preservación de la cultura dentro del primer contexto general, es importánte tener algunos antecedentes históricos de la llegada de los españoles y entender su repercusión con un enfoque actual. Un antecedente importánte, es el que se genera a la llegada de Hernán Cortés a las costas de lo que actualmente es el territorio mexicano, en donde se encuentra con otros españoles, sobrevivientes de una expedición anterior. Gracias a los años que ya llevaban en estas nuevas tierras estos españoles, Hernán Cortés pudo entender la magnitud de la empresa que le esperaba y así pudo empezar a trazar la estrategia que al final le llevó a buen termino de esta azaña histórica.

Una parte fundamental de esta estrategia de Cortés (y sin que él lo supiera, tambien fue fundamental para la actual preservación cultural) fueron las alianzas y pactos políticos que sostubo con los diferentes grupos étnicos, antes de su encuentro final con el imperio Azteca de la gran Tenochtitlan. El hecho de que, al saber que sus cerca de 500 hombres, no serían suficientes, le hizo determinar que entonces sería necesario hacer alianzas con los diferentes pueblos que iria encontrando a su paso hacia su objetivo final: México Tenochtitlan. Como estos grupos étnicos eran como un pequeño estado con una estructura de gobierno independiente, con cada uno fue estableciendo un pacto diferente con acuerdos polítcos diferentes entre si, pero con un razgo común: cada pequeño estado pedia conservar su propia soberanía y pedían que esta fuera respetada por el recién llegado grupo comandado por Cortés y por cualquier otro grupo de españoles que llegara en un futuro. En ese momento, pocas opciones tenía Cortés, por lo que fue aceptando estos acuerdos que permtieron dos cosas muy importántes: que nacieran las diferentes Repúblicas de Indios y que estas fueran aliadas al pequeño grupo de españoles. Así pues, al consumarse la caida del Imperio Azteca, acaecido por la unión de las estrategias de Cortés y las fuerzas humanas otorgadas por las alianzas con los diferentes pueblos; Cortés tubo la oportunidad de crear la República de Españoles para seguir consolidando su ambiciosa empresa y para manejar de mejor manera los diferentes acerdos con las nuevas Repúblicas de Indios.

Si bien, aun queda mucho por seguir explicando en el hito histórco, de como fue evolucionando la interacción política, religiosa, cultural y de costumbres; entre la República de Españoles y las diferentes Repúblicas de Indios y como se tranformaron de la Época Colonial, al México Independiente y al final en el México actual; en el tema que nos interesa, que es el de la Preservación de las Culturas Originales, los hechos históricos descritos hasta este momento nos permiten entender, que la clave fue el respeto solicitado por los diferentes Pueblos Originales, en los primeros pactos con Hernán Cortés, permitiendo así la preservación de sus costumbres.

Pasamos entonces al  segundo  contexto, el cual nos lleva al tema específico del territorio ocupado por el Municipio de Zacatlán y a su enfoque actual. Para esto, tomemos como referencia los antecedentes históricos de que el Pueblo de Zacatlán fue de fundación española, para vivienda y adminstración de personas y asuntos mayormente españoles. Este pueblo tenía interacción pacífica con otros peblos muy cercanos, los cuales ya estaban fundados por comunidades mayormente de origen Totonaca, por lo que eran considerados como territorio de la República de Indios del Totonacapan y que vivian en pacto con los españoles. La evolución de la administración territorial, dió la actual conformación del Municipio de Zacatlán, con su cabecera asentada en este pueblo de fundación española y quedando dentro de su territorio estas comunidades de pueblos fundados por el antiguo y ya desaparecido Totonacapan.

Así, en la actualidad nos encontramos que la población que habita al pueblo de Zacatlán, es en su gran mayoria de razgos meztizo-criollos, conservándose aun, razgos algo europeos. También nos encontramos, que se vive ya en una cultura meztiza mayormente, con influencia occidental. En contraste, hacia las comunidades al interior del territorio Municipal, estas características se invierten notablemente, con personas de razgos más puros, notoriamente de los Pueblos Originales y con costumbres con menor grado de meztizaje, conservando las tradciones antiguas. Por ejemplo; desde la época Colonial, se establecieron los viernes y los domingos como los días dedicados al comercio entre la cabecera y las comunidades de los alrededores. Esta costmbre sigue intacta, por lo que actualmente en viernes y domingos, se pueden ver personas con su atuendo tradicional, que muy poco ha cambiado desde hace más de 500 años, vendiendo sus cosechas de productos tradicionales en el mercado de Zacatlán. Otra costumbre que se conserva, es que en los días de fiestas religiosas, las personas de las comunidades lleguen a danzar con una fabulosa riqueza cultural de raices profundamente antiguas, de mas de 1,000 años y que ahora disfrutamos integrados a nuestras expresiones actuales y que describen una fusión sin igual.

Aunque existen diferencias tan marcadas, como se describen al inicio del párrafo anterior, a su vez también, existe una interacción tan cotidiana como se describe al final del mismo y la mejor manera de apreciarlo es vivir la experiencia directamente, no como una experiencia de un espectáculo montado, sino como una experiencia de integración de persona a persona, respetando los esquemas de creencias diferentes y entendiendo que la riqueza cultural con la que tendremos contacto no es producto de una banal producción escenográfica, sino que es producto de la orgullosa preservación de milenios de cultura… Te esperamos para vivir esta experiencia en Zacatlán, Puebla.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.